viernes, mayo 09, 2014

EL DESTRIPADOR DE MILWAUKKE



No es que el tiempo pase muy rápido,sino que nunca se detienen en su andar, será por eso que el Sargento Juan Simón Satafuza no podía cree que 20 años de su vida se hayan ido en perseguir al destripador de Milwaukee,un asesino al que no podían etiquetar en ningún Perfil,intento que les resultó infructuoso a todos los expertos de todas las temporadas de Criminal Minds.
Quien le hizo notar las dos décadas de persecución fue su esposa, esta cuenta, año tras año ausencia tras ausencia, formo parte de la nota de despedida que el encontró el día en que al llegar su casa la encontró vacía de esposa e hijos.

J.S. Stafuza por primera vez frenó su alocado ritmo persecutorio y se puso a ver cuanto había perdido,pero no corrió a buscar a su familia.Preparo la valija porque salia en un vuelo a Buenos Aires ya que una pista firme ubicaba al destripador en el lejano Sur como jefe de campaña del candidato preferido de las masas,quien por fin traería Paz y Seguridad.
El Sargento se adaptó bastante rápido a este nuevo país, cooperaba con interpool  y estuvo varias veces cerca muy cerca, cerquísima de arrestarlo.
¿ Qué sintió?: Una mezcla de sorpresa, alegría y hasta una cierta sensación de vacío cuando por fin pudo atraparlo al salir de la sesión de un grupo terapéutico de control de la ira que el mismo coordinaba.

Veinte años de búsqueda en EEUU, 3 años en Buenos Aires le costo para atraparlo.
Una semana después todo era soledad, un freno abrupto que lo dejó sin posibilidad de inercia.

Tres meses le tomo darle forma al plan.
Media Hora tardó en ayudarlo a escapar de la cárcel.
Se arrepintió,pero puntualmente lo hizo después de terminar de culminar con las acciones.
Culpa,vergüenza y alivio fueron sus nuevos compañeros de cuarto.

La cacería continúa.



El día que el Juan Simón Stafuza falleció hubo un gran pesar entre los integrantes de la fuerza, en el seno de su familia,sus vecinos y sobre todo repercutió de manera directa y profunda en el Destripador de Milwaukee quien sin pensarlo demasiado decidió salir de su escondite e ir a un canal de televisión a entregarse a las autoridades,planeó hacerlo en vivo en un programa periodístico de la CNN.
El Destripador tuvo que esperar su turno ya que se difundía en vivo la Cadena Nacional del Presidente de la República que desde la Casa Blanca,en un solemne acto,estaba devolviendo el Premio Nobel de la paz.  


1 comentario:

Albatecuenta Únete dijo...

Soy del blog albatecuenta.blogspot.com.es/ y me complace anunciarte que nomino al blog a un Liebster Award.

Pásate por aquí para más información: http://albatecuenta.blogspot.com.es/2014/06/liebster-awards.html